¿Pasas? No pases!

¿Pasas? No pases!

Las pasas no son otra cosa que uvas secas. Dependiendo de la variedad de uva empleada, obtendremos distintos tipos de pasas: verdosas, amarillas, marrones, negras, etc.
Existen 3 pasos que se llevan a cabo para la producción de las pasas: pretratamiento, secado y procesos posteriores al secado. Todos los pasos de la producción de las pasas son realmente importantes para determinar la calidad del producto. Al desecar las frutas frescas, en este caso las uvas, se reduce al máximo su contenido en agua, consiguiendo así la inhibición de los gérmenes.

Propiedades nutritivas

Las pasas contienen varios nutrientes vitales y consumirlas a diario proporciona grandes beneficios para la salud.
 
– Son ricas en fibra dietética: 3,7% – 6,8%
 
– Su contenido en grasas y colesterol es muy bajo: 0,5%
 
– Pueden contener un 72% de azúcares, la mayor parte de los cuales son fructosa y glucosa
 
– Alto contenido en antioxidantes, aunque la vitamina C no abunda como en otras frutas
 
– Contienen vitaminas y minerales
 
Recuerda que la calidad final de las pasas a nivel nutricional va a depender de los procesos de producción.

¿En qué nos benefician?

Evitan el estreñimiento: por su contenido en fibra seca, que se hinchará con el agua y mejorará el tránsito intestinal
 
Previenen la anemia: contienen gran cantidad de hierro y vitaminas del grupo B
 
Te aportan energía: por su alto contenido de fructosa y glucosa. Son perfectas para los amantes del deporte
 
Cuidado bucal: según un estudio publicado en el Journal of Food Science, las pasas contienen ingredientes que inhiben la formación de bacterias responsables de enfermedades y problemas bucales
 
Son buenas para los huesos: por su considerable contenido de Calcio
 
Protegen la vista: previenen enfermedades oculares como las cataratas
 
Evitan los calambres y protegen músculos y tendones: por su alto contenido en potasio.
 
Las pasas están muy recomendadas en prácticas deportivas de larga duración o esfuerzos físicos intensos. Como snack o cuando tienes ganas de comer algo dulce, son ideales.
Se debe vigilar su consumo en personas diabéticas.
Si todavía no eres partidario de las pasas, comienza a incorporarlas en tus platos de la manera que más te guste y benefíciate de sus propiedades. En los postres están deliciosas. Y recuerda tomarlas con moderación ya que un exceso de glucosa en sangre no es bueno para tu cuerpo.
 

¿Pasas? No pases

 
GRACIAS por haber empleado tu tiempo en leer este artículo. Haz que llegue al mayor número de personas si te ha gustado.
 
Déjanos tu comentario, nos encantaría conocer tu opinión 

Deja una respuesta