YOGA, siéntelo

YOGA, siéntelo

En el yoga se distinguen 5 “capas” o Koshas, según las definió B.K.S Iyengar:
·Annamaya: es el cuerpo físico.
·Pranamaya: es el cuerpo energético. Se relaciona con la respiración, la cual tiene una conexión íntima con los pensamientos y las emociones.
·Manomaya: es el cuerpo mental y emocional. Cada conducta, se origina por un pensamiento y cada pensamiento y razonamiento está directamente relacionado con una emoción.
·Vijnanamaya: es el cuerpo intelectual, del conocimiento y la sabiduría.
·Anandamaya: es la capa más mística, el cuerpo divino. Conectar con nuestra esencia nos permite conectar con la esencia del todo.
El objetivo del yoga es mantener una conexión y un diálogo íntimo y consciente entre estas cinco “capas” o dimensiones, para conseguir un equilibrio entre ellas.
El yoga es una disciplina repleta de beneficios para el deportista, que provoca una sensación de bienestar tanto físico como mental. Los beneficios del yoga están científicamente demostrados. Timothy McCall, escritor, doctor en medicina y practicante del yoga, ha investigado mucho acerca de esta disciplina.
Uno de sus artículos, “38 ways yoga keeps you fit” 4 Enero de 2012, nos explica diversos motivos para comenzar su práctica:
  • Flexibilidad: es uno de los primeros y más obvios beneficios del yoga. Poco a poco, con la práctica, notarás tu cuerpo más flexible y las poses que ahora te parecen imposibles, serán posibles.
  • Músculos fuertes: no es sólo una mejora física visual. Unos músculos fuertes nos protegen de afecciones como la artritis o el dolor de espalda; Y cuando desarrollas fuerza a través del yoga, lo equilibras con la flexibilidad.
  • Prevención de osteoporosis: está bien documentado que el ejercicio con pesas fortalece los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis. Muchas posturas en yoga requieren que eleves tu propio peso.
  • Mejora la circulación: el yoga hace que tu sangre fluya. Los ejercicios de relajación pueden mejorar tu circulación, las células reciben más oxígeno y como resultado, funcionarán mejor.
  • Sistema linfático: los distintos estiramientos y posturas de yoga aumentan el drenaje de la linfa (fluido viscoso rico en células inmunitarias). Te ayudará a combatir infecciones, destruir las células cancerosas y eliminar productos de desecho tóxicos.
  • Disminuye el estrés: su práctica te ayudará a relajarte, a reducir la respiración y a centrarte en el momento presente, cambiando el equilibrio del sistema nervioso simpático (respuesta de lucha o huida) al sistema nervioso parasimpático (calmante y reparador).
Éstos sólo son algunos, de los muchos, beneficios que puedes encontrar en la práctica habitual del yoga. Te recomendamos que leas el artículo completo de Timothy McCall, u otros artículos científicos que hablan de ésta gran práctica.
 
Recuerda que el yoga es una medicina para el cuerpo y el corazón, y aplicado a personas deportistas, puede ser clave para conseguir tus objetivos de fuerza, estabilidad e incluso de velocidad

NAMASTÉ

Gracias por haber empleado tu tiempo en leer este artículo. Haz que llegue al mayor número de personas si te ha gustado.
 
Déjanos tu comentario, nos encantaría conocer tu opinión

Deja una respuesta